sábado, 25 de mayo de 2013

JUANFRA GARRIDO, EN EL RECUERDO...


            …de todos los que tuvimos la suerte de verlo jugar en una cancha de baloncesto y de todos los que tuvieron la fortuna de conocerlo.


            Tal día como hoy, 25 de Mayo, pero de 1961 nació en Linares el mejor jugador de baloncesto que ha dado mi tierra: Juan Francisco Garrido Romera “Juanfra Garrido.

            Siendo niño estudió en la SAFA de Linares, colegio pionero en el baloncesto linarense, para dar el salto a la capital y formar parte de una de las mejores canteras de España, la del Ramiro de Maeztu. Como dato curioso, cuando Juanfra pasó a formar parte del primer equipo, tanto él como algunos de sus compañeros solían entrenar a equipos de Minibasket del Ramiro.

Juanfra Garrido (nº15) con La Paternal en un Trofeo San Agustín de Linares

            Estudiantes fue su casa durante cuatro temporadas, cuando era un joven jugador con un gran futuro por delante. Fue subcampeón de Liga en la temporada 1980-1981. En la siguiente foto se puede ver a Juanfra al lado de Fernando Martín en un Campeonato de España celebrado en León en Junio de 1980.

Juanfra Garrido, con el número 12
            Dejó el Estudiantes buscando minutos de juego, y pasó en la temporada 1983-84 a formar parte de la plantilla del Atlético de Madrid, que jugaba en 1ªB. El equipo logró el ascenso, y Juanfra jugó a un gran nivel, siendo considerado el mejor pivot de la competición con sus 2,01 de altura, así como máximo reboteador ofensivo y segundo máximo anotador.
            Posiblemente, los mejores años de Juanfra Garrido llegaron en su etapa en el Breogán de Lugo, equipo en el que militó durante cuatro temporadas, desde la 1984-85 hasta la 1987-88. En su primer año en tierras gallegas el equipo, recién ascendido, consiguió el sexto puesto en la Liga ACB, y con ello su clasificación para disputar la Copa Korac la temporada siguiente.


            En la 1985-86 el Breogan fue séptimo en la ACB y disputó la ya citada Copa Korac, siendo eliminado en el grupo de cuartos por rivales de la categoría del Divarese Pallacanestro Varese italiano, el Asvel francés y el Estrella Roja de Belgrado, y contra este último equipo, en el partido celebrado en el Municipal de Lugo, Juanfra, a pesar de la derrota de su equipo, fue el máximo anotador del partido con 27 puntos.


            Aquí os dejo un vídeo que me pasó Abel Amón de aquel Breogán de Lugo, donde se puede ver a Juanfra Garrido en acción junto a Manel Sánchez, Tito Díaz, Antonio Sacedo, Jimmy Wright, Suso Fernández...

Manel Sánchez
Jimmy Wright


            Como anécdota de esta etapa en Lugo, Juanfra aparece en algunas escenas de la película de Mario Camus “La vieja música”, donde sus compañeros Jimmy Wright y Tito Díaz demostraron también su faceta de actores, como podemos ver en el siguiente videomontaje de @Pitihurtado (se ve a Juanfra defendiendo en el minuto 1:19)


            En su último año en el Breogan, jugando en 1ºB tras descender el año anterior, debido a su polivalencia e intensidad Juanfra tuvo que asumir un rol de especialista defensivo, encargándose del marcaje de los jugadores más peligrosos de los equipos rivales, una labor que realizó a la perfección ayudando al ascenso de su equipo. En las siguientes fotos (gentileza de @pepepeinado) se ve a Juanfra en un partido que enfrentó al Leche Rio Breogán con el Guadalajara.


            Tras su paso por Lugo, su siguiente parada fue Sevilla, siendo fichado en la temporada 1988-1989 por el Caja San Fernando, que militaba en 1ªB. A continuación os pongo una entrevista a Juanfra, publicada el 25 de Agosto de 1988 en el diario ABC, donde cuenta sus expectativas para esa temporada.


             El equipo consiguió el ascenso a la Liga ACB y se consolidó en la máxima categoría durante la siguiente temporada con Juanfra en la plantilla.


            Su siguiente destino fueron las Islas Canarias, más concretamente el equipo del Tenerife Nº1 (temporada 1990-91), donde jugó una campaña, para pasar al año siguiente a Torrejón de Ardoz (temporada 1991-92). Tras muchos años codeándose con los grandes, decidió volver a su tierra, a su casa.


            Hay imágenes que a uno se le quedan grabadas en la memoria a fuego sin saber el por qué. Allá por Septiembre de 1992, cuando estaba comenzando el curso académico, corría como la pólvora por mi instituto la noticia de que el CB Linares había fichado para esa temporada a un jugador de baloncesto de Linares que era un “jugadorazo”. Juanfra Garrido volvía a su tierra. Yo ya era conocedor de esa noticia porque mi amigo Pedro León Moya estaba haciendo la pretemporada con él. Y por fin llegó el primer partido de la temporada. Recuerdo un Pabellón prácticamente lleno, al del bombo dos filas por detrás de mi castigándome los tímpanos, un griterío como pocas veces he visto allí…, lo curioso es que no recuerdo el rival, ni siquiera el resultado final del partido, pero se me quedó impresa en la retina una jugada, un gancho de Juanfra en la canasta más próxima a los vestuarios, una imagen que puedo repetir en mi cabeza una y otra vez…


            Juanfra tuvo problemas durante la temporada por ese maldito cáncer que se cebó con él, pero pudimos disfrutar de los últimos destellos de su juego, de su calidad como jugador, porque Juanfra era de esos jugadores que transmitía su intensidad en la pista a los aficionados, y nosotros le correspondíamos de la misma manera.


            El 24 de Agosto de 1993 recibió un precioso homenaje con un partido en el Pabellón Julián Jiménez de Linares que disputaron dos de sus ex-equipos: Estudiantes y Caja San Fernando. Pese a su delicado estado de salud debido a la enfermedad, Juanfra asistió al partido y antes del comienzo recibió una larga ovación del público que llenaba el recinto. Rafa Vecina, Pablo Martínez, Alberto Herreros, Juan Antonio Orenga, Chinche Lafuente, Brian Jackson, Darryl Middleton o Nacho Azofra entre otros ofrecieron un magnífico espectáculo que terminó con la victoria por 105 a 104 del Caja San Fernando gracias a una canasta en el último segundo de Carlos Montes, pero eso era lo de menos. Al terminar el partido, y tras la pertinente entrega de trofeos a los equipos, los componentes de ambos conjuntos le entregaron los mismos a un emocionado Juanfra.




            También recibió otro homenaje en Lugo el 7 de Septiembre, con un partido que disputaron el Dyc Breogan y el Estudiantes (73-71). Pocos días después, el 20 de Septiembre de 1993, Juanfra fallecía en su Linares natal a los 32 años de edad. Muchos fueron los amigos, jugadores, entrenadores y gente de baloncesto que asistieron a su entierro, clara muestra de la huella que había dejado en todos los sitios por donde había pasado.


            En este 2013 se van a cumplir veinte años de su pérdida, pero he podido comprobar que la gente del basket no se ha olvidado de Juanfra Garrido. Muchas son las conversaciones que he tenido con personas que lo conocieron o lo vieron jugar, y os puedo asegurar que todos me han hablado bien de él. Uno de ellos es mi amigo Pedro León Moya (@Pedrole21), que como ya he dicho con anterioridad compartió vestuario con Juanfra en el CB Linares, y me ha enviado estas palabras:

         “Recordar aquellos momentos me pone un poco melancólico, añorando una de las pocas edades doradas del baloncesto local y el dolor de una gran persona fallecida.

         Puedo decir que tuve el privilegio y el honor de compartir cancha y vestuario con Juanfra, una persona que de no ser por lo inesperado de la vida no nos hubiera marcado tanto como lo hizo tras los acontecimientos que luego se produjeron. Si, no nos hubiera marcado porque ver como una persona que había llegado tan alto en el mundo que nosotros amábamos, en nuestros sueños nocturnos cada noche en nuestras camas, o al atarnos las botas en el vestuario antes de cada partido, ver como esa persona te transmitía tanta sencillez es algo que hoy no logro entender.

         Un jugador que tuvo la osadía de jugar sus últimos días en la ciudad que le vio nacer y compartir pista con nenes que soñaban con metas inalcanzables en lugar de descansar y saborear en el retiro de una carrera baloncestística de alto nivel. Un jugador que nunca se vistió de estrella aunque por juego y técnica nos barría a todos lógicamente, haciendo fácil lo difícil, ayudando, y enseñando truquillos de “perro viejo” que jamás olvidaré.

         Hay veces que cuando piensas en alguien que se te ha ido, te viene una sonrisa a la cara, y eso me pasa con él. Fueron pocos momentos los vividos pero mi memoria lo recordará inalterable compartiendo sus enseñanzas con la juventud venidera.

Ejemplo de humildad, sencillez y humanidad.

DEP”

            De una forma casual entablé una conversación por Twitter con Abel Amón (@AbelAmon), y cuando le comenté que tenía intención de escribir este particular homenaje a Juanfra se ofreció amablemente a colaborar conmigo enviándome el siguiente texto, en el que además de sus propias experiencias nos cuenta también sus conversaciones con otros dos grandes jugadores que compartieron vestuario con Juanfra: Suso Fernández y Chus Llano.

         “No coincidí en el mismo vestuario con Juanfra Garrido. Jugué varias veces contra él y era un rival muy duro. Siempre me sorprendió el éxito de los equipos por los que pasaba, o subían o mejoran la clasificación.

         Juanfra empezó su andadura profesional en Estudiantes. No contaba con demasiados minutos por lo que decidió irse  al recién creado Atlético de Madrid, en1ªB. Su equipo consiguió el ascenso y acabó de  segundo máximo anotador de la categoría. 

Esa buena temporada dio pie a que le fichará el también recién ascendido a ACB, el Breogán de Lugo. Al equipo lo entrenaba José Antonio Figueroa, contaba con dos americanos muy buenos y grandes como Jimmy Wrigth y Jimmy Allen, una figura del baloncesto español como Manel Sanchez y una serie de jugadores nacionales con oficio como el propio Juanfra, Tato Abadía, Antonio Sacedo (con el que compartía puesto) Díaz y Suso Fernández, que comenta “Figueroa intentó incorporar a Juanfra al puesto de 3 y como recambio de los americanos cuando estos tenían problemas de faltas”. El resultado fue muy bueno y el Breogán después de dos ascenso seguidos desde 2ª división obtuvo el 6 º puesto ACB y clasificación para la Copa Korac.

         Suso Fernández  apunta  que “Juanfra era un muy buen jugador de equipo, muy duro con buen físico, reboteador, con un aceptable tiro de 3, 4 metros.
         Creaba muy buen ambiente en el  vestuario, cuando había que trabajar trabajaba como el que más, y si había que animar la cosa, o celebrar algo, animaba el ambiente como el que más”.
         Chus Llano nació el mismo día que Juanfra Garrido (un 25/05/1961). “Coincidimos en las selecciones de categorías inferiores. Además jugamos juntos en Sevilla el año del ascenso ACB y una temporada más en la máxima categoría. Juanfra jugó un papel importante en la consolidación del baloncesto en Sevilla pese a lo cual no le renovaron el contrato. Se lo tomó con mucha deportividad y sin ninguna indignación. Ojalá, pensé, apunta Chus, que el día que me toque pasar por una situación así me lo tome como el” . 
         De ahí  Juanfra se marchó a jugar a Tenerife en 1ªB, lugar en donde a raíz de unas molestias en el hombro le detectaron la enfermedad. Chus Llano cuenta que “Juanfra era un jugador muy atlético  y con una actitud mental muy fuerte en la cancha, muy buen reboteador. A nivel personal recuerdo que le gustaban las motos. Tenía una Vespa con la que hizo el viaje Madrid-Linares”.
         Tanto Suso Fernández como Chus Llano coinciden en que Juanfra Garrido se cuidaba mucho, estaba en su peso, no era fumador , no bebía, de ahí la sorpresa que causó su cruel enfermedad, para una persona tan joven  de solo 31 años.

         Para mi fue un honor participar en el homenaje que le hicieron en Linares en el 2003 (10 años después de su fallecimiento) fuimos los veteranos del Estudiantes, Breogán , Sevilla y Linares. También jugó el primer equipo de CSFernando contra Estudiantes, hubo partidos de categorías inferiores locales, una auténtica fiesta del baloncesto, todo ello en el Pabellón Julián Jiménez, situado en la Plaza que lleva el nombre de Juanfra Garrido y que sirve así de homenaje al mejor jugador de baloncesto de la historia de Linares”

Plaza Juanfra Garrido en Linares
Entrada del Polideportivo San José, situado en la Plaza Juanfra Garrido
Monumento Plaza Juanfra Garrido
            Juanfra es uno de los "grandes culpables" de mi pasión por el baloncesto, y aunque yo no tuve la suerte de conocerlo personalmente, siempre he creído que de haber seguido entre nosotros lo hubiera conocido, posiblemente sentados en las gradas de cemento del viejo Pabellón del Huarte viendo partidos del Trofeo Alcalde, comentando alguna jugada, o incluso podríamos haber coincidido en la cancha cuando yo jugaba con mis Cafeter@s, y a buen seguro que me hubiera dado algún consejo, porque si hay una característica de Juanfra que me ha ensalzado todo aquel que lo conoció era su calidad humana. Por todo esto y mucho más, Juanfra Garrido siempre tendrá un lugar entre mis recuerdos…

Ignacio Ortiz
@00CAFETERO

domingo, 19 de mayo de 2013

NOS VAMOS DE TAPAS POR LINARES (Parte 3)

          Continuando con mi ruta de tapeo por Linares, y tras presentaros algunos de los bares de tapas de mi ciudad en http://espiritucafetero.blogspot.com.es/2013/03/nos-vamos-de-tapas-por-linares-parte1.html y en http://espiritucafetero.blogspot.com.es/2013/04/nos-vamos-de-tapas-por-linares-parte-2.html voy a seguir el recorrido con la imprescindible compañía de una rubia...


          El primer sitio que os voy a presentar hoy es el Alejo, y la tapa que prefiero de allí es el Serranito...

Serranito
          ... aunque tienen un surtido muy amplio.

Pechuguitas
Patas de Calamar
Huevos de Codorniz
          Continuando con la ruta, el siguiente sitio al que os voy a llevar es al Espronceda, un clásico de los caracoles...

Caracoles
          ... donde también se pueden degustar todo tipo de tapas, como el Croissant, los Champiñones en salsa, las Bombas, ...

Croissant
Champiñones en salsa
Bomba
          Pero si hay un sitio que se ha convertido en un habitual en mis rutas ese es la Asociación de Vecinos "Casco Antiguo", la de mi barrio, que tras su reciente reapertura ofrece un surtido de tapas muy amplio, y entre ellas destaca, para mi, el morro...

Morro
          ... aunque el Mero y las Habas con jamón también están de escándalo.

Mero
Habas con Jamón
          También son muy recomendables los Panini casero, el Picadillo de Chorizo, los Callos...

Panini
Picadillo de Chorizo
Callos
          ...así como las tapas clásicas que hay en casi todos los sitios...

Carne a la plancha
Hamburguesa
         ...y por supuesto las migas los sábados (cuando hace el tiempo adecuado, claro).

Migas
          Pero como ya sabéis, no todo "mi tapeo" es en Linares. El año pasado estuve de Hogueras de San Juan en Roquetas de Mar...


          ... y mi amigo @tetegachi27, linarense como yo, y Bego, que fueron nuestros anfitriones, nos llevaron a un buen sitio para disfrutar de las tapas como a nosotros nos gusta, incluidas con la consumición, y pude saborear esta riquísima Agujita en El Peseta.

Roquetas: Agujita
          Más adelante os volverá a llevar de paseo por los bares de mi ciudad, y os presentaré otros tres, porque quedan muchos todavía...

Ignacio Ortiz
@00CAFETERO