jueves, 31 de enero de 2013

ELMORE SMITH, EL HOMBRE DE LOS DIECISIETE TAPONES

          Una vez más me enorgullezco de ofreceros otro artículo que me ha enviado mi amigo Alberto, un amante del baloncesto y de la NBA tal y como podéis estar comprobando con sus textos. Este fue publicado con anterioridad en el blog @unidosporelbask "Unidos por el Basket" http://unidosporelbasket.blogspot.com.es/ en Junio de 2012.

ELMORE SMITH, EL HOMBRE DE LOS 17 TAPONES
 

La historia que os voy a contar tiene origen allá a finales de la década de los 80 y teniendo como referencia a ese gran programa, pionero en España en retransmitir partidos de la NBA que se llamaba Cerca de las Estrellas. Este programa a la gente de mi generación y generaciones mas mayores(yo tengo 35 años, jejeje) nos adentró en el fantástico mundo de la NBA y aun hoy le debemos mucho por darnos la oportunidad de ponernos al alcance de la mano algo que en aquella época parecía imposible de ver y que gracias a ellos, muchos nos convertimos en unos apasionados incondicionales de este maravilloso deporte que es el baloncesto americano.
 

Cerca de las Estrellas se retransmitía los viernes noche-madrugada por TVE y fue en uno de esos viernes en los que yo nunca faltaba a la cita para ver el partido de la semana, donde contemple una gesta para mi inolvidable, que luego mas tarde y con mas fuentes de información, me llevo directamente a esta que os quiero contar en este artículo.
 
El partido que vi aquella noche sucedió en el año 1989 y enfrentaba a los Utah Jazz de los ya consagrados estrellas, John Stockton y Karl Malone contra los San Antonio Spurs y lo que me dejo perplejo en aquel partido fue la hazaña que consiguió un gigantón de 2.24 cm y 135 kg que jugaba de pivots en los Utah Jazz llamado Mark Eaton (muy pobre técnicamente pero en defensa un Titán) logrando colocar nada mas y nada menos que 14 tapones!!Cosa que no había visto en mi vida. 


Como consecuencia de tal proeza me vino la curiosidad de saber si alguien había logrado en la historia de la NBA poner más tapones que aquel gigantón con barba de 2.24 cm y me puse a buscar dicha información por revistas que tenia de la época sin llegar a conseguir resolver mi duda durante aquellos días. Tengo que decir que antes de ponerme a buscar esta información, era consciente de que en aquellos años, Mark Eaton luchaba por la hegemonía de ser el máximo taponador de la liga contra otro jugador aun más alto que él llamado Manute Bol, que media 2.31 y supuse que este también en algún partido podía haber rondado o incluso haber superado aquella cifra.
 

Al año siguiente, conseguí hacerme con la enciclopedia oficial de la NBA y por fin resolver aquella duda la cual llevaba tras de mi un año entero, pero cual fue mi sorpresa al leer los récords, que ni Mark Eaton ni el gran Manute Bol ostentaban el record histórico de máximo taponador en un solo partido de la NBA, ya que ese mérito y honor recaía en un jugador de la década de los 70 llamado Elmore Smith y que en mi vida había escuchado nombrar.
 

Hoy en día si miramos las estadísticas históricas de la NBA en el apartado de tapones en un solo partido podremos ver que Mark Eaton logro poner 14 tapones en mas de una ocasión y que el ya fallecido Manute Bol en los años 1986 y 1987 había logrado poner en un par de ocasiones un tapón mas que Eaton alcanzando los 15 tapones, pero lo que no mucha gente sabe es que el exjugador de Los Angeles Lakers, Elmore Smith consiguió un 28 de octubre de 1973 contra Portland colocar la friolera de 17 tapones, récord que aun sigue teniendo desde entonces vigente y ya han pasado casi 40 años.
 

Elmore Smith nació el 9 de Mayo de 1949 en Macón (Georgia) jugó durante 8 temporadas en la NBA. Con 2,13 metros jugaba en la posición de pivot y está considerado uno de los mejores taponadores de la historia. 

Trayectoria deportiva

Universidad
Jugó durante 4 temporadas en la Universidad de Kentucky State, en la cual consiguió dos récords de la NAIA que todavía permanecen vigentes: El de más rebotes en una temporada (799-24,2 por partido) y el de mejor promedio de rebotes en una carrera (22,6 por partido).


Profesional

Fue elegido en la tercera posición del draft de la NBA en 1971 por Buffalo Braves, y en su primera temporada, promedió 17,3 puntos y 15,2 rebotes por partido. En la actualidad continúa siendo el octavo novato con mejor porcentaje de rebotes en la historia de la liga. Pasó también por los Lakers donde llego a promediar 11,5 puntos por partido y casi 11 rebotes y los Bucks (equipo al que llegó tras formar parte del traspaso que envió a Abdul Jabbar a los Lakers) y los Cleveland Cavaliers donde su mejor temporada fue la 77-78 promediando 12,5 puntos por partido.
Finalizó su carrera promediando (13,4 puntos y 10,6 rebotes), además de 2,9 tapones por partido, quinto de la NBA de todos los tiempos. 
Durante toda su carrera logro 7.541 puntos, 5962 rebotes y 1.183 tapones.
 

Logros personales
  • Elegido en el mejor quintetos de Rookies en 1972.
  • Máximo taponador de la NBA en 1974 y 75.

Elmore Smith además de tener el récord de máximo taponador en un solo partido con esos 17 tapones, también ostenta otro, el de mas tapones en medio tiempo con 11 junto a Manute Bol y no podemos dejar en el olvido que en el mismo año que logró colocar esos 17 tapones, también consiguió en un par de ocasiones, una contra los Houston y otra contra los Pistons poner en dichos encuentros 14 tapones!!.


Bueno, pues aquí os dejo mi homenaje a uno de los grandes desconocidos para nosotros de la historia de la NBA y uno de los pocos vídeos que existen de él jugando con los Lakers;)
 



Saludos a todos;)
 
Alberto Paulino

@titohellfire

miércoles, 30 de enero de 2013

DESCUBRIENDO EL HOCKEY HIELO


            Y digo Hockey sobre Hielo y no NHL (National Hockey League) porque los primeros recuerdos que tengo de este deporte datan de los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary en 1988 (bueno, antes fue la película “El Castañazo”, pero eso se lo dejo a mi amigo Juan Navarrete) y en concreto a la selección de la Unión Soviética donde había un jugador que me llamaba mucho la atención: Sergei Makarov.


            En aquellas Olimpiadas la Medalla de Oro fue para la Unión Soviética, la de Plata para Finlandia y la de Bronce para Suecia, dejando fuera de las medallas a la anfitriona y gran favorita Canada que quedó cuarta y Estados Unidos ni siquiera pasó a la Fase Final de la competición.


            Durante varios años me tuve que conformar con ver algún partido de selecciones, sobre todo en Juegos Olímpicos o alguna fase final de algún mundial, pero ya había puesto mi empeño en ver partidos de la NHL, de la que había visto alguna imagen suelta del mítico canadiense Wayne Gretzky.


            La NHL es una de las cuatro grandes ligas del deporte profesional americano, pero en este caso es casi al 50% entre Estados Unidos y Canada, donde este deporte tiene especial predilección entre la gente.


            Cuando por fin pude encontrar partidos de la NHL, coincidió con la época dorada de los Pittsburgh Penguins que consiguieron consecutivamente en 1991 y 1992 la Stanley Cup, el trofeo de campeones de la NHL.


            Soy seguidor de los Penguins, y no por ser de los Steelers o viceversa, sino por culpa del Duo Dinámico atacante de aquellos Penguins: Mario Lemieux y Jaromir Jagr.



            Un canadiense que ya demostraba ser una de las estrellas de la liga y un joven checo que llegaba con fuerza para instalarse entre los grandes de la NHL. Son dos leyendas de este deporte: 
Mario Lemieux forma parte del Hall of Fame de la NHL desde 1997 y estuvo jugando hasta 2006 con 17 temporadas en la liga, tras haber superado un cáncer (enfermedad de Hodgkin) en 1993 y convertirse en propietario de los Penguins en 1999, su único equipo en la liga. Consiguió seis premios de máximo anotador y dos de mejor jugador de los Playoffs con su número 66 a la espalda.



            Jaromir Jagr formó parte de los Penguins desde 1990 hasta 2001, y en su carrera ha conseguido cinco veces el premio de máximo anotador y una vez el de jugador más valioso de la liga. En la actualidad todavía sigue en activo a sus 40 años con los Dallas Stars. Como curiosidad, su número 68 es en honor a la “Primavera de Praga” de 1968.



            Pero hay un tercer jugador que hace que siga disfrutando de mis Penguins y que nos llevó a conseguir la Stanley Cup en 2009: Sidney Crosby. Otro canadiense que juega con el nº87 y que fue nº1 del draft de 2005, por lo que coincidió en el equipo con “Supermario” Lemieux. Recientemente ha renovado su contrato con los Penguins hasta la temporada 2024-2025 nada más.



            Al igual que me pasa con las Series Mundiales, la Stanley Cup es otro de esos eventos que intento no perderme nunca. En 2012 el equipo que consiguió la Stanley Cup por primera vez en su historia fue Los Angeles Kings, que se impusieron por 4-2 a los New Jersey Devils en la gran final. Con dos victoria en la prórroga en New Jersey y un claro 4-0 en el Staples se colocaron con un claro 3-0, pero dos victoria consecutivas de los Devils dieron emoción a esta gran final, pero el sexto partido fue un paseo para los Kings que ganaron por 6-1 y celebraron su primer título en casa.



            A mi me resulta un deporte apasionante y muy dinámico, aunque sin duda lo que más suele llamar la atención son las habituales peleas que se producen, sobre todo debido a que es un deporte de mucho contacto.


Ignacio Ortiz
@00CAFETERO

domingo, 27 de enero de 2013

LANZADORES PECULIARES

          Sin duda, este es uno de los textos que más satisfacción me ha supuesto escribir, no sólo por el contenido en sí, sino por las aportaciones de mis amigos y de dos cracks del basket: Oscar Périz y Matías Castañón. Este texto fue publicado con anterioridad en el blog http://unidosporelbasket.blogspot.com.es/ en mayo de 2012, aunque he realizado alguna pequeña aportación, así como la inclusión de los comentarios que se realizaron en dicho blog. Espero que os guste.


LANZADORES PECULIARES

            Los tiros libres. En el baloncesto actual es cada vez más importante tener un buen porcentaje en los lanzamientos desde la línea de 4,60. La mecánica de tiro es fundamental y casos como el de José Manuel Calderón (@josemcalderon8) y sus 87 aciertos consecutivos lo demuestran. Pero a pesar de la teoría, los entrenadores especiales y las muchas horas de entrenamiento, no siempre se consigue el resultado apetecido, o sí. A continuación voy a reflejar algunos de los jugadores cuyas mecánicas y/o rutinas de lanzamiento más me han llamado la atención:

          El “Presidente del consejo de administración de Gepetto Brothers” como diría el gran Andrés Montes. Shaquille O’Neal es sin duda uno de los peores lanzadores de libres de la historia (52,7% RS Y 50,4% PO en su carrera NBA), y le daba igual. Creo haberle visto al menos cinco formas diferentes de lanzar los libres, a cual más antiestética, y por muchos consejeros que tuvo nunca mejoró. Además es poseedor de un curioso record: más de 5.000 tiros libres fallados, ¡Ahí es nada!.



            Otro de los que más me impresionó fue el griego de origen estadounidense John Korfas, base del Paok y Panathinaikos entre otros equipos, que lanzaba a una mano, tanto los libres como los tiros en juego. Como curiosidad, formó parte del equipo griego subcampeón del Eurobasket 1989 pero no llegó a disputar ningún minuto en el campeonato (una denuncia de Francia por el asunto de las nacionalizaciones en los 80).


            En algunos casos, las lesiones pueden alterar la forma de lanzar, como es el caso del venezolano Carl Herrera, que debido a una lesión crónica en el hombro lanzaba con una sola mano. Eso no le impidió jugar en el Real Madrid y varias temporadas en la NBA con un 64,3% de acierto. Y no es el único caso, dado que hace unos años, un internacional italiano sufrió una lesión crónica en el brazo derecho y tuvo que cambiar su forma de tirar, pasando primero por lanzar con la izquierda y después de cuchara. ¿Sabéis quien es?.


            También la jugadora de la WNBA Laura Harper, MOP del torneo NCAA 2006 con Maryland, tiene una horripilante mecánica de tiro a una mano, pese a lo que tiene un aceptable 64,9% de acierto.



            El escolta madridista José “Chechu” Biriukov lanzaba sin apenas arco, pero era muy efectivo (80% en ACB). Viéndolo, parecía mentira que encestase el balón con su forma de lanzar, lo que demuestra que en algunos casos el estilo no lo es todo, y en su caso el factor mental era muy importante.


            “Uno, dos, tres, eeeeeehhhhhhh”, coreaban los aficionados cada vez que botaba el balón para lanzar los tiros libres. Granger Hall ha sido uno de los jugadores más queridos por los aficionados en la liga ACB, y eso se reflejaba cuando iniciaba su rutina de lanzamiento. Tuvo un porcentaje de 72% durante sus 13 temporadas en la ACB. Yo mismo tengo esa rutina de los tres botes contundentes antes de lanzar, sólo que a mi nadie me corea los botes, jeje.



            Uno de los más efectivos era Dejan Bodiroga (81% en su etapa ACB), especialmente en los minutos decisivos, aunque la estética y la mecánica distaba mucho de los cánones establecidos, pero los cracks es lo que tienen. En una ocasión, tras un All Star griego, su entrenador en Panathinaikos Zeljko Obradovic llegó a decir después de que anotase dos libres decisivos para ganar “Dejan Bodiroga no falla un tiro libre desde el final de la Segunda Guerra Mundial”.
           

            Caso singular es el de Mike Sylvester, alero italiano de origen estadounidense, que lanzaba el balón desde la nuca como si fuese un saque de banda en fútbol (razón por la cual decían las malas lenguas que se había quedado calvo…) pero con un acierto muy alto. Jugó 16 temporadas en la liga italiana, y consiguió la medalla de plata en los JJOO de Moscú 1980 con Italia.



            Uno de los casos más conocidos es el del gran anotador de los 60 y 70 en ABA Y NBA Rick Barry (padre de los también NBA Drew, Brent y Jon, y del Ex Tenerife y León Scooter), el cual lanzaba de “cuchara”, si, de “cuchara”, lanzando el balón desde abajo, y para colmo hasta tenía un gran porcentaje, un 90% en su carrera. Es miembro del Basketball Hall of Fame.



            El cartero Karl Malone tenía una de las rutinas de lanzamiento más intrigantes de la historia: tras botar el balón, amasaba la bola mientras recitaba algo que nunca ha desvelado, pese a que se han escrito ríos de tinta sobre ello. ¿Qué decía?. A saber…



            Como no quiero que mi opinión sea la única, he vuelto a pedir la suya a mis amigos @diegrotesco, @tetegachi27 y @Pedrole21, los que me han dado otros nombres como Dennis Johnson (el mítico base de los Celtics botaba el balón tantas veces como años llevaba en la NBA, y al llegar a la decimotercera temporada pasó a hacerlo sólo tres veces, como su dorsal, con un buen 79,7%), Zarko Paspalj (prefiero reservarme los comentarios, lo mejor es que veamos este histórico video 


de tan buen recuerdo para los seguidores de la Penya), Carlos Cabezas Gonella (padre del jugador internacional actualmente en el CAI Zaragoza, lanzaba los libres a tablero con muy buen porcentaje cuando jugaba en el histórico Oximesa), Shawn Marion (“Matrix” es un ejemplo de heterodoxia en el lanzamiento) y Radivoj Korac (jugador yugoslavo de la década de los 60 que anotó 99 puntos en un partido de Copa de Europa y dio nombre a la Copa Korac, también lanzaba a cuchara con un 90% de acierto hasta 1968).


            Y aprovechando la amabilidad de la gente del basket en Twitter, también he pedido su opinión a dos cracks: Matías Castañón (@mattu247) y Oscar Périz (@OscarPerizHoops):

            Oscar es miembro del equipo de retransmisiones de PDRNCAA, así como colaborador en basketamericano, y me ha sugerido nombre como los de Chuck Hayes (es tremendo ver como tira, debería participar en el “dancing with the stars”, parece que se va a caer. Pese a ello, 60,9%, mejor que Shaq), Jerry Stackhouse (excelso anotador, sobre todo en su etapa Pistons, 82,1% en su carrera NBA, solía lanzar al menos 100 tiros libres al día y no paraba hasta que anotaba 20 seguidos, pero lo más llamativo es su forma de agacharse antes de lanzar, hasta casi tocar el suelo con el culo), Gilbert Arenas (80,3%, dice “Hibachi” cuando está on fire al lanzar tiros libres y se pasa el balón tres veces alrededor de la cintura, hasta para eso es peculiar) y Mo Williams (este es por su manía, dado que tiene que tocar las letras de Spalding del balón con su mano derecha cuando va a lanzar).



            Matías, integrante del proyecto “Cuadernos de basket”, retransmitiendo partidos de Liga Endesa para Orange Arena y muchas otras cosas más relacionadas con el baloncesto, me ha adjuntado el siguiente texto:


“Siempre he pensado que los tiros libres son cosa de manías. El propio Pete Maravich decía que "en su cabeza había un enano que reproduce cada tiro que intento y no lo falla, eso me motiva" y hay quien se agarra a manías totalmente ilógicas. Quizá a eso se agarraba Adrian Dantley para manosear con tanto énfasis la pelota en cada uno de sus viajes a la línea de tiros libres. El máximo anotador de la NBA en las temporadas 80/81 y 83/84 firmó en ambos cursos unos porcentajes de 80,6% y 85,9% respectivamente, unas cifras que no alcanzan las de máquinas del tiro libre como Mark Price o Mahmoud Abdul-Rauf pero esas cifras le valieron para llevarse el "Scoring Champ".


En lo referente a Europa, soy muy amigo de la mecánica de Boniface Ndong. El senegalés tiene una particular posición para lanzar, bota muy lejos aprovechando su envergadura y para rematarlo, saca el tiro desde muy arriba. Lo curioso del pívot del Barça Regal es que sus porcentajes van a mas en los momentos decisivos: mientras que en sus cinco temporadas en la Liga Endesa firma un 70% de acumulado en Liga Regular, sus prestaciones suben hasta un 84,6% en Playoff. Una apuesta segura desde la línea de 4,60.


Y mas allá de estos dos, me quedo con un encuentro concreto en el que vi algo de lo mas raro. Jermaine O'Neal nunca ha destacado por ser un gran tirador desde la línea de tiros libres, pero en un partido contra los Nuggets se vio obligado a tirar un par tras una dura falta de Francisco Elson. Y digo que fue dura porque el golpe que recibió el entonces jugador de los Pacers le obligó a lanzarlos con la izquierda, su mano mala. ¿El resultado? En este vídeo:


          En el siguiente vídeo aparece Matías Castañón y data del 18-3-2012, cuando participó en la retransmisión del Caja Laboral-Unicaja de la vigésimoquinta jornada de la Liga Endesa en Teledeporte. Allí realizó una presentación de la magnífica revista "CUADERNOS DE BASKET", de la que es uno de sus miembros, y se realizó un concurso donde yo tuve la suerte y el acierto de ser el ganador. La foto adjunta es el premio que recibí de estos cracks del basket.


            Agradezco enormemente la colaboración y amabilidad de @mattu247 y de @OscarPerizHoops en la realización de este texto. Da gusto tratar con personas como vosotros por Twitter.

Estos son sólo algunos ejemplos, pero seguro que vosotros conocéis alguno más, y os animo a compartirlos con tod@s.

Ignacio Ortiz
@00CAFETERO

A continuación os pongo algunos vídeos de lanzamientos horripilantes y seguidamente los comentarios que se hicieron en "Unidos por el basket". Por cierto, nadie respondió a mi pregunta...







8 comentarios:

  1. Yo a Saquille O'Neal como ahora a Dwight Howard y Blake Griffin los haría tirar a cuchara. Peor no pueden hacerlo y al ir desde abajo y suaves creo que sus porcertajes aumentarían. Pero claro, no es "estético" @JASANCHEZT

  2. Muy buen articulo tio para mi solo faltaria añadir a Van exel y su "tiro libre" un metro x detras de la linea...Crack!!!!

    Iñaki
  3. Grandísimo artículo! Muy ingenioso! Podrías añadir el ritual de Steve Nash de calentar la muñeca en el air un par de veces antes de cada tiro, y una vez que le llega el balón, antes de botarlo, se pasa la lengua por los dedos índice y corazó de cada mano. Pero vamos, rituales hay miles, y has comentado los más curiosos! Un saludo!
  4. O así, Jordi Grimau tirando con los pies totalmente girados, totalmente doblados con respecto al aro. O Paul Pierce y su pie derecho alante.
  5. Bordado como siempre sr Ortiz! A mi siempre me viene a la cabeza la tecnica de Mark Jackson (entrenador de GSW) y tal como le llamaba el querido A,Montes "el deliniante". Os acordais? Echaba la mano derecha hacia delante como punto de mira y luego lanzaba. Y que decir de Darryl Middleton con su saltito mitico? Y asi muchos mas claro...
  6. Falta uno que quizas es el más peculiar de todos, Joakim Noah!
  7. En la final de la Penya que Paspalj tenia q tirar tiros libres se le acerca Villacampa y le solto,,,,,uff no me gustaria tener que tirar los tiros libres y meterlos para ser Campeon de europa, Grande VILLACAMPA

    @ABRISIERRA23
  8. Ante todo os quiero dar las gracias por vuestros comentarios. A continuación voy a poner algunos nombres más que me habéis sugerido vía Twitter:
    Carlos Revillo (@crevillo) me hizo referencia a Mark Jackson (al igual que Cobi), Kevin Durant y su “tembleque”, Igor Rakocevic y su balancín y al gran “Matraco” Margall y su “botar para que?”. El gran Rafa Vecina (@Rafavecina) me sugirió a alguien muy curioso: A él mismo que tampoco botaba al lanzar. Nuestro compañero Cobi Sobrino (@cobinho8) me habló de Bo Kimble, jugador diestro que lanzaba los libres con la izquierda en honor a su fallecido compañero en Loyola Hank Gathers, que era zurdo, y a raíz de Middleton y su saltito mítico sacamos a otro grande que también saltaba en los libres como era Nikos Gallis. Otro crack como Alberto Paulino (@titohellfire) me apuntó nombres como el del gran 00-Robert Parish y su pelota al cielo y a Bill Cartwright que lanzaba más tieso que un abedul y sólo movía media muñeca.
    Esto es sólo un botón de muestra, hay muchos mas….
    P.D.: ¿Cómo es posible que todavía no haya contestado nadie a la pregunta que planteo?. Vamos, que es muy sencilla y curiosa.

    @00CAFETERO